¡DERRAMA MAGISTERIAL ES DE LOS MAESTROS ASOCIADOS Y NO DE LOS EXTREMISTAS! - SUTEP La Libertad
¡DERRAMA MAGISTERIAL ES DE LOS MAESTROS ASOCIADOS Y NO DE LOS EXTREMISTAS!

¡DERRAMA MAGISTERIAL ES DE LOS MAESTROS ASOCIADOS Y NO DE LOS EXTREMISTAS!

Share This



“Nadie puede amar lo que no conoce y nadie puede defender lo que no es suyo; conocer para amar y amar para defender” 


(OTRA VEZ, DON ANDRÉS, CON LA MISMA ESTUPIDEZ) 

¡DERRAMA MAGISTERIAL ES DE LOS MAESTROS ASOCIADOS Y NO DE LOS EXTREMISTAS! 


I. ANTECEDENTES. - ORÍGENES Y LAS CONTROVERSIAS HISTÓRICAS. 

Origen gubernamental.


La partida de nacimiento de la Derrama Magisterial, está suscrito por el Ministerio de Educación. Su origen es de carácter y naturaleza PREVISIONAL para los docentes asociados al ser nombrados en la carrera pública magisterial (antes) y de manera voluntaria (hoy) a partir del manotazo legicida aprista del 2008 (intención malévola de matar a la DM). 

Para su existencia institucional está dotado de un Estatuto y su Reglamento Interno, encuadrado en un conjunto de normas y disposiciones del Estado peruano, no hay lugar para un gobierno de libre albedrio; como confunden los “enemigos” de la Derrama Magisterial, del glorioso e histórico SUTEP y el SIDESP (por extensión del Partido). Sino ¿cómo se puede explicar su rescate, reflotamiento, crecimiento y desarrollo que le da plena vigencia y actualidad; convertido en modelo único en su género dentro de país y otras latitudes? 

Años de colapso financiero.

Casi es desconocida la verdadera historia de la Derrama Magisterial desde su creación y no se habla de los primeros 20 años administrados por funcionarios de confianza del Ministerio de Educación, designados por la dedocracia y festinados sus fondos sin atender los fines y objetivos para los que fue creada; quienes llevaron al descalabro total hasta el punto de su virtual liquidación. Los docentes de aquél entonces no podían retirar sus beneficios porque irónicamente era económicamente más caro tramitar sus beneficios y los irrisorios montos a recibir. En los escombros encontrados de lo que fue la Derrama Magisterial de aquella época, se encontraron libros y archivos incontables e inservibles por completo en colapso institucional con cheques girados sin fondo, con una infraestructura inexistente y sin referencia legal y jurídica. Por esta desastrosa situación de la Derrama Magisterial en sus primeros 20 años y por efecto del reconocimiento legal del SUTEP en 1984 (fue una conquista reivindicativa recatar a la Derrama Magisterial para los maestros asociados). Se asume más los pasivos que activos de la institución previsional casi muerta; donde nace la feliz iniciativa gremial de poner en CONSULTA al magisterio nacional organizado sobre su liquidación o su reflotamiento, recibiendo el mandato de su REFLOTAMIENTO; cuyos efectos y consecuencias los tenemos y asumimos hasta la fecha con su proyección de cara al futuro y en las nuevas condiciones. 

Años de reflotamiento.

Fueron las primeras tareas de responsabilidad del SUTEP, la limpieza, ordenamiento y la institucionalización de la situación calamitosa dirigida y administrada por el MINEDU a quien le persigue y le corresponde la responsabilidad de los primeros 20 años de existencia de la Derrama Magisterial anterior. Aquí hay un silencio generoso o de ignotos que por omisión o negligencia se confabulan y se convierten en cómplices de dos décadas de responsabilidad política, económica; dejando en escombros la institución de la Derrama Magisterial. 

Aquí encontramos nuestra primera autocrítica sobre la ausencia de la historia de la Derrama Magisterial que debería contribuir al esclarecimiento y deslinde con sectores despistados que asumen posiciones antojadizas y de reacciones hepáticas para confundir y desnaturalizar el valor y la vigencia institucional. 

Luego de zanjada la consulta nacional del magisterio peruano y asumido el encargo de su reconstrucción integral de la Derrama Magisterial, cupo la gran tarea de poner en marcha un proceso complicado denominado REFLOTAMIENTO INSTITUCIONAL, período que culminó con la recuperación de la autoridad de gestión, la capacidad de reposicionar en su naturaleza y función previsional, devolviéndole una condición organizativa y económicamente saludable y poder cumplir con sus obligaciones previsionales con sus maestros aportantes. 

Años de estabilización.

Culminado el período de reflotamiento, las acciones directivas estuvieron encaminados a dotarles a la institución el equilibrio económico y financiero entre los ingresos vía los aportes de los asociados versus las atenciones de los beneficios a los maestros, en cualquiera de las contingencias de retiro, invalidez y fallecimiento. En este período jugó su importancia estratégica la fórmula matemático actuarial diseñado y asesorado por Hans Súter, que permitió alcanzar y estabilizar institucional, económica, orgánica y funcionalmente. 

Años de consolidación.

Al período anterior, le sucedió la de dotarle y asegurarle un patrimonio histórico y económico transparentado a través de políticas de inversión y rentabilización de los aportes del docente a través de la configuración de sus Cuentas Individuales como mecanismo de visualización y seguimiento periódico del crecimiento de cada aporte, orientado a fidelizar al docente asociado con su institución previsional NO asistencialista. También se avanzó con el mejoramiento de las condiciones de atención con una infraestructura moderna y con respaldo tecnológico y la consiguiente cualificación del capital humano. 

Años de crecimiento y expansión. 

Es el período actual, donde son innegables, conocidos y reconocidos los indicadores de crecimiento y desarrollo económico y financiero. Tanto que se ha convertido en una suerte de sirena del mar que muchos anhelan y otros envidian hasta llegar al odio y maldición de desaparecerla y sepultarla con intereses subalternos que nada tienen que ver con mejorar las condiciones del docente asociado, ni la alicaída situación de la educación peruana ni mucho menos valorar la posición de liderazgo institucional en el ámbito previsional del magisterio peruano. 

Orgánicamente la Derrama Magisterial ha avanzado también con su política de desconcentración vía oficinas en todas las regiones y algunas provincias para mejorar la atención a los maestros asociados de dichas configuraciones. 

Lo que le sigue y está claro por ahora y en el nuevo contexto es una nueva etapa que obliga a nuevos retos, nuevas tareas y nuevos horizontes para esta peliaguda institución Derrama Magisterial. 

II. CONTEXTO ACTUAL COVID-19 

Desde la aparición de la pandemia COVID-19, se ha configurado un nuevo escenario mundial, regional, nacional y local; donde el peligro mayor es la amenaza para la existencia de la especie humana que al momento lleva millones de infectados, cientos de miles de muertos y aún lo peor, no se encuentra la vacuna que pudiese curar y parar esta pandemia. Es decir, que se procesan cambios profundos y radicales para todas las relaciones sociales, políticas, económicas y humanas. 

En el contexto general y particular en que nos toca desenvolvernos en los distintos campos de nuestro accionar, se debería de considerar que hay una OPORTUNIDAD de resolver los asuntos pendientes, reafirmar los compromisos y reposicionar todo el accionar en todos los terrenos, asirnos de las fortalezas, decidirnos a superar las viejas y nuevas debilidades, advertir y atenuar las amenazas con un enfoque dialéctico de la contradicciones en la vida cotidiana y asumir con decisión y firmeza las oportunidades de la presente etapa cambiada y seguir con nuestro de hilo de continuidad hacia nuestra utopía pendiente para la humanidad. 
  • Dos concepciones
La Derrama Magisterial, desde sus orígenes se ubica en el campo previsional de los trabajadores docentes del sector de la educación pública, sustituyendo el rol del Estado y Ministerio de Educación, respecto a la política de bienestar previsional y de socorro en sus contingencias laborales (de invalidez, de retiro y de fallecimiento). Una primera contradicción recurrente aquí es su origen estatal (D.S.) y su contenido previsional, social y laboral que suple el rol del estado; con autofinanciamiento por los docentes asociados libremente y con sus propios aportes, así como su dirección y conducción elegido y representado por los docentes afiliados voluntariamente. 

En momentos actuales, desde su creación y sus 56 años de existencia institucional, la Derrama Magisterial ha superado ampliamente el contenido previsional, social y autogestionaria del magisterio peruano con solidez y estabilidad de sus fondos de reserva y de capitalización de sus cuentas individuales con una correcta y adecuada política de rentabilización y capitalización financiera en beneficio directo y progresivo de los beneficios; aquello genera incremento permanente y progresivamente los fondos de los mismos docentes aportantes que beneficia en proporción directa los tres beneficios fundacionales: retiro, invalidez y fallecimiento. De manera paralela desarrolla políticas de auspicios sociales, educativos, culturales, de recreación y contribuye al desarrollo educativo del país atreves de eventos de capacitación docente vía seminarios, talleres, congresos pedagógicos y concursos académicos docentes como el Premio Nacional HORACIO ZEBALLOS GÁMEZ y el Congreso Internacional JOSÉ ANTONIO ENCINAS, resultados económicos codiciados y apetecidos por entidades financieras nacionales y extranjeras; de fines usureras y lucrativas que desean y aspiran cautivar a una potencial cartera de clientes de más o menos de 500 mil docentes mediante una línea de créditos con intereses leoninos para los inversionistas privados; estos intereses económicos coinciden y alientan expresiones y representaciones lobistas en sectores de partidos políticos de extrema derecha y de extrema izquierda que permanentemente urden artificios embusteros con la velada y perversa intención de desaparecerla y liquidarla una sólida institución previsional del magisterio peruano; paradigma único en su género. 

Un recuento histórico de los gobiernos de turno, casi todos y siempre han intentado y hecho esfuerzos de investigar, auditar, modificar e inventar normas de intervención y/o liquidación de la Derrama Magisterial, bajo trillados pretextos demagógicos y todos los embustes nunca demostrados hasta la fecha. 

A contrapelo de todas estas burdas intenciones y las torpes sinrazones, encontramos a la institución con un crecimiento y desarrollo sostenido in continuo; aceptado y aprobado por organismos especializados en supervisión y fiscalización, por la mayoría de medios de comunicación escritos, radiales y de televisión, por las redes de comunicación. Resultados que casi siempre han desmentido todo intento de desprestigio e intervención, dejando en ridículo a todos cuanto atrevidos propagandistas e interventores que aspiraron el polvo de la derrota. Para muestra un botón, ¿Acaso no se recuerdan del tristemente célebre fuji-aprista Absalón Vásquez y su promesa incumplida del “Banco Magisterial” para los maestros? 
  • Dos visiones
Desde la visión política estatista, casi por 20 primeros años, se orientó hacia una gestión parasitaria y de caja chica para la burocracia dorada y corrupta del Ministerio de Educación de aquél entonces; que designaba a dedo a sus funcionarios de turno; que lo convirtieron en un apéndice más de lucro del Ministerio de Educación. Desde su creación y puesta en marcha 1965-1984 colapsó y terminó en escombros con déficit económico y financiero y literalmente liquidado económicamente por los personajes como Rumichi y compañía. 

La nueva visión autogestionaria, solidaria y previsional, se inicia con el rescate, luego reflotamiento y relanzamiento desde 1984; como mandato supremo y democrático de la consulta al magisterio nacional por el SUTEP como gremio magisterial y como resultado de sus luchas, exigencias y victorias sindicales, partiendo por su legitimidad y legalidad. Entonces, la Derrama Magisterial es un Bien Patrimonial, de Previsión Social, económico, educativo y cultural del magisterio peruano, orientado mayoritariamente por su representación gremial: el SUTEP, el SIDESP y representantes designados del Ministerio de Educación, por añadidura de la Educación Peruana en su conjunto que cuenta con 36 años ininterrumpidos de nueva etapa, luego de su rescate-reflotamiento, crecimiento y desarrollo con una nueva visión con su nueva DIRECCIÓN AUTOGESTIONARIA EFICIENTE Y SOLIDARIA. 

Hoy la Derrama Magisterial no es lo que hubieran querido ver desde los oficialistas de turno y los clanes de corruptos e inmorales que envidian y ambicionan manosearla económica, financiera y políticamente, ni los partidos de la derecha; ni las organizaciones anarco-infantiles, tienen la catadura moral ni la capacidad para entrometerse o inmiscuirse en la vida institucional de la Derrama Magisterial, que con sus defectos y virtudes es el único modelo sobreviviente de organización previsional del magisterio en el Perú y América. 
  • Dos intereses opuestos
La Derrama Magisterial, desde posiciones previsionales, sociales, profesionales y autogestionarias, está en franco e innegable crecimiento con desarrollo económico-financiero, educativo-profesional y cultural, superando largamente los servicios y beneficios comparados con los del propio Ministerio de Educación (jubilación, cesantía, CTS, CPTS. etcétera) por citar algunas comparaciones. Hoy, por su “filiación natural” el Estado Peruano y el propio Ministerio de Educación asume políticas económicas, educativas, sociales, culturales con modelos económicos a favor de las transnacionales, de los monopolios financieros y quieren abrir las puertas de la Derrama Magisterial y casi de un saz dar el zarpazo para apropiarse todo el patrimonio previsional, histórico-económico-educativo y cultural. No es casual ni es gratuito las posiciones y expresiones demagógicas y radicaloides de la ultraderecha y ultra izquierda que coinciden y regurgitan “intervenir, reformar, democratizar, liquidar, etc.”. ¡Oh! Ironía política de pedir a la Derrama Magisterial que “resuelva la crisis y pauperización del magisterio peruano y de la pésima calidad educativa y cargándole hoy los costos de la pandemia COVID-19” que es ROL y obligación del Estado Peruano y del Ministerio de Educación que firman compromisos de Estado y de gobierno en los tratados y foros internacionales, pero que incumplen y conservan un nivel precario de presupuesto muy por debajo del 6 % como está establecido desde la UNESCO y otros compromisos internacionales. 

En el lado opuesto, está la visión de una dirección y gestión eficiente, democrática y solidaria de los maestros y para los maestros para atender en estricto estatutario los beneficios de retiro, invalidez y fallecimiento; administrando y rentabilizando sus aportes con el único propósito de mejorar y acrecentar los fondos para otorgar mejores y mayores beneficios; cuando así ocurra y sea menester su atención. 

Como se puede colegir, ideológica, política y económicamente son intereses antagónicos enfocados dentro del sistema capitalista que se tiene al frente. Aquí radica la contradicción principal y explica casi los permanentes roces, encuentros y desencuentros con los gobernantes de turno; cuyos actores cambian de personajes; pero estratégicamente los grandes intereses de fondo son los mismos, para lo cual aparecen y desaparecen amenazas concertadas como en esta ocasión entre grupos políticos de la derecha y desesperada actuación del anarco-infantilismo de los pukallactas y rezagos senderistas y con los encallecidos estilos de miente-difama-calumnia-usurpa y que nunca han podido demostrar nada o evidencia alguna contra la Derrama Magisterial y su representación política y gremial como responsables. 

III. ¿CUÁL ES LA ESENCIA DE LA DERRAMA MAGISTERIAL?

Derrama Magisterial se sitúa en los grupos de organizaciones PREVISIONALES con iniciativa pública (estatal) y financiamiento privado (aporte de los asociados) representados y dirigidos por los docentes y para los docentes; pero que en los hechos, desarrollan en estricto fines de beneficio y bienestar colectivo o social PREVISIONAL. NO tienen como fundamento el enriquecimiento o empoderamiento del capital económico personal o grupal de carácter privado. Por el contrario, fortalece y privilegia el carácter SOLIDARIO como estrategia para el desarrollo empresarial previsional y social a favor de los docentes peruanos nombrados y asociados. Las políticas de inversión económica tienen como único fin de rentabilizar las utilidades para beneficio directo de los docentes asociados; cuyos aportes inciden directamente en el crecimiento cuantitativo y cualitativo de los tres beneficios de retiro, de invalidez y de fallecimiento. 

Es menester entender esta marcada diferencia con la naturaleza y fines de los bancos, cooperativas y otras entidades homólogas del mercado capitalista; cuyas monumentales y groseras utilidades finalmente van a parar en los bolsillos de los empresarios-inversionistas y/o dueños privados de capitales. Aquí encontramos la expresión práctica y real (tangible) del valor supremo de la SOLIDARIDAD de la mano con el bienestar y Previsión Social a favor de los docentes asociados independientemente del tiempo y monto aportado; por cuanto, la atención de los beneficios funciona desde el momento del ingreso en condición de asociado. 

SU CARÁCTER SUIGIENIERIS DE LA DERRAMA MAGISTERIAL.

Para efectos de la ley. 

Por un lado, la Derrama Magisterial es una Institución de servicio ajena a toda actividad partidaria y religiosa creada por D.S. Nº 078 de fecha 10 de diciembre de 1965 y que comprende a los docentes del servicio oficial y fiscalizado de todos los niveles educativos; hoy de la educación básica, a excepción del nivel universitario[1]. Y, por otro lado, la Derrama Magisterial del Sector Educación es persona jurídica de derecho privado con autonomía administrativa y Económico-Financiero. La personería jurídica y su domicilio institucional y legal está fijado en la ciudad de Lima y su acción de servicio es a nivel nacional. Es decir, tiene el carácter de UNICIDAD y COBERTURA NACIONAL, no hay ni puede haber “derramitas” regionales ni provinciales, por lo que no opera la descentralización[2]

Además, su carácter nacional está establecido desde su creación, los objetivos de la Derrama Magisterial: 

       a.  Atender la Seguridad y Bienestar Social de sus asociados elevando la calidad de vida del                          Maestro.
        b. Otorgar servicios de Previsión Social, Crédito Social, Cultura Social, Inversión Social y                         Vivienda Social[3].



En su contenido organizacional y social, la Derrama Magisterial; adquiere y se maneja por principios actuales y vigentes, entre otros: 
  1. La Libre Adhesión,
  2. La Democracia representativa interna colegiada.
  3. La ausencia de ganancia o lucro de usura, ni individual; ni privada.
  4. El Desarrollo de la persona natural-institucional Previsional.
  5. La independencia y autonomía administrativa, operacional y financiera frente al Estado.
  6. Rendiciones y balances financieros mensual, semestral, anual y bianual (período de gestión).
  7. Informe memoria de cada gestión bianual.
  8. Con fiscalización y controles: Interno (Consejo de Vigilancia, Auditorías internas) y externas (Auditoría operativa y financiera externa, supervisión y fiscalización de la Superintendencia de Banca y Seguro-SBS).
  9. Tiene representación permanente y real del Ministerio de Educación con dos (02) representantes designados.
  10. Cuenta con la conducción y presencia del SUTEP, SIDESP y del MINEDU con representaciones permanentes por el período de gobierno renovable cada dos (02) años en el Directorio y el Consejo de Vigilancia.
¿Cómo está estructurada la Derrama Magisterial en el Perú? 

Como sector previsional peruano y con su medio siglo de existencia legal y legítima, a partir de 1984, se ha configurado con su esencia de solidaridad, de autogestión y hoy de libre asociación; luego del atentado y legicida del expresidente aprista Alan García con su Decreto Supremo intervencionista y liquidacioncita. En su articulación organizativa y por su extensión, se encuentran dos características que lo hacen diferentes y superiores a otras instituciones similares. 

a. Organización de Economía Solidaria 

Es una organización económica sostenible que desarrolla su labor en tres ejes principales: económico, mediante actividades de producción de bienes y servicios; social (rentables), atendiendo necesidades de sus asociados y grupos sociales; y cultural solidario, animando a sus asociados a ejercer una participación democrática que auto-gestione procesos de desarrollo en beneficio de la misma comunidad magisterial, con la premisa de que el ser humano(docente) debe ser sujeto, actor y fin de la economía auto-centrada, es decir, la razón fundamental de la Derrama Magisterial es su contribución al bienestar profesional previsional y humano del magisterio peruano afiliado orgánicamente. 

b. Organización Solidaria de Desarrollo 

Es una organización sin ánimo ni fines de lucro que emplea recursos privados (aportes) para elaborar bienes y prestar servicios que benefician a la profesión docente, por ende; contribuyen a la mejora de la calidad de la educación peruana. En este sentido, hacen parte del sector solidario en tanto que sin ánimo de lucro participan en la construcción de una mejor entidad social solidaria y autogestionaria, es decir, ejerzan su derecho a solidarizarse mutua y recíprocamente entre los asociados. 

Objetivo Institucional 

Uno de los objetivos como Organizaciones Previsionales Solidarias, la Derrama Magisterial, es de posicionar al sector asociativo y solidario como un modelo de gestión empresarial, capaz de generar crecimiento y desarrollo en competitividad e igualdad de oportunidades para lograr y contribuir al bienestar social y laboral del docente asociado en la atención de sus beneficios sociales y algunos servicios educativos, culturales, sociales y recreativos. 

Los beneficios y servicios que brinda la Derrama Magisterial a sus asociados son los indicados en su propio Estatuto, así como su reglamento interno, junto a otras normas que el Directorio y Consejo de Vigilancia contemplen en sus planes de trabajo y de gobierno institucional con el concurso activo de sus representados: SUTEP, SIDESP y Ministerio de Educación a través de sus dos representantes permanentes (sujeción legal). 

Los beneficios y servicios que brinda la Derrama Magisterial son dirigidos-administrados y gestionados por PROGRAMAS[4]

EL PROGRAMA DE PREVISION SOCIAL, cubre los siguientes riesgos[5]
  1. Fallecimiento
  2. Invalidez
  3. Retiro.
¿Cuál es la orientación de la Derrama Magisterial? 

De manera fundamental, Derrama Magisterial está configurado como una Organización Previsional y altamente Solidaria, enfocando su gestión en aportar desde la previsión social (no suplir) a las responsabilidades y obligaciones del gobierno central en materia de su política previsional del docente asociado. En este afán promueve modelos de economía social solidaria como alternativas empresariales eficientes y rentables con capacidad para generar beneficio y crecimiento económico para atender más y mejor al bienestar social en todas las regiones del país (su carácter desconcentrado). 

Ahora tenemos una institución que nadie puede negar que la Derrama Magisterial está liderando la Dirección-Administración y Gestión en el espectro de Previsión Social del Perú, Latinoamérica y el mundo entero; se posiciona y empodera en el sector solidario como un modelo socio-empresarial efectivo-eficiente en su desarrollo económico. 

IV. PROPUESTAS Y PROYECTOS IMPERTINENTES 

Nuevamente y por Enésima ocasión aparecen proyectos de leyes para modificar-reformar y/o desaparecer la Derrama Magisterial. Las características generales de estas propuestas, entre otras son: 
  • Motivaciones económicas de sectores empresariales y financieras.
  • Motivaciones políticas de representantes de los sectores de la extrema derecha y la extrema izquierda
  • Sin una línea de base (diagnóstico) ni sustento técnico-financiero de los posibles costos y beneficios para los asociados,
  • Sin una Línea de base jurídica: constitucional, legal.
  • Sin consulta ni opinión responsable de los asociados.
  • Son de carácter espontáneo, empírico y subjetivo.

V. ¿QUIENES SON LOS ENEMIGOS? 

El tiempo transcurrido de la vida institucional de casi 56 años de existencia y la experiencia recogida hasta la actualidad, muestran con claridad de dónde provienen los ataques a la Derrama Magisterial 
  1. Partidos Políticos de la derecha que se alternan en los poderes políticos de turno.
  2. Bancos y entidades financieras privados, nacionales e internacionales
  3. Organizaciones políticas radicales de derecha y de izquierda (pukallacta, sendero luminoso y otros anarquistas ocasionales; enemigos acérrimos del Partido.
  4. Organismos Internacionales funcionales al sistema capitalista: ONGs-FUNDACIONES, agentes corredores del FMI/BM y otros.
  5. Empresas nacionales: Sociedad Nacional de Industrias, Club de la Construcción entre otros.

VI. A MANERA DE CONCLUSIONES: 

  1. Derrama Magisterial (II) en sus Treinta y Seis (36) años bajo la Dirección-administración y gestión compartida entre los gremios: el SUTEP, el SIDESP y con presencia del MINEDU a través de sus dos representantes permanentes; es una institución sui generis estable, vigente, legal y legítima de carácter privado, autogestionario y solidario. Además, con autonomía administrativa dirigido y conducido por un organismo superior con la denominación de Directorio y de Consejo de Vigilancia de carácter pluri-representativo.
  2. La coparticipación del SUTEP en la Dirección-administración y gestión es una CONQUISTA de las luchas del magisterio; efecto de su reconocimiento legal como el único gremio representativo. No es una dádiva ni algo parecido. Aquí radica su contenido estratégico y político que el gobierno, la derecha y el anarquismo infantil juntos no quieren aceptar. No es pura casualidad el emparentamiento de los sectores ultra radicales o anarco-infantiles de izquierda (pukallactas y facciones del otrora SL) aliados hoy con algunos congresistas de tiendas políticas de la derecha, convertidos en funcionales instrumentos y mercenarios (por su puesto) de voraces inversionistas lobistas.
  3. Su carácter fundamental es de ser PREVISIONAL y contingencial de apoyo y respaldo de la carrera docente de sus asociados y/o afiliados por decisión libre y voluntaria de los mismos. El gobierno de Alan García le amputó el carácter obligatorio de la afiliación al ingresar a la carrera pública magisterial.
  4. Su patrimonio económico-financiero está constituido por el fondo de aportes voluntarios de los docentes asociados solventados con sus recursos privados. No son fondos públicos del Estado Peruano.
  5. Su ordenamiento institucional jurídico se encuadra estrictamente en el estatuto y reglamento interno (instrumentos modificados) en varios momentos por necesidad institucionales internas de su crecimiento y desarrollo sostenido, por ser una entidad que crece técnica y financieramente.
  6. La Dirección-planeamiento-desarrollo y control, así como el cumplimiento de sus obligaciones previsionales está garantizado por el uso de las tecnologías compulsadas por las instituciones de control de calidad universales (ISO).
  7. Como el único criterio de verdad es la práctica, los beneficiarios de los servicios que otorga la Derrama Magisterial, no se oponen ni desconocen y sienten como su institución que les socorre en momentos necesarios, muy a pesar de permanentes campañas sucias de calumnias y desprestigios.
  8. Algunos problemas y dificultades de carácter intra-institucional son tolerables y como una organización a la vanguardia, siempre entraña mayores y nuevos retos para sus organismos directivos y administrativos.
  9. Como corolario, se puede establecer que:
  • NO hay razones económicas ni financieras.
  • NO hay razones técnicas ni operativas.
  • NO hay razones administrativas institucionales.
  • NO hay razones judiciales ni penales.
  • NO hay razones de fiscalización y observaciones de la SBS.
  • NO hay razones constitucionales.
  • No hay razones valederas, ni internas o externas para una “presunta intervención…”
Solamente desde la politiquería sucia, barata, mezquina e intereses subalternos; se sienten “voces y aullidos” de hambre, voracidad y odio sobre la Derrama Magisterial para apropiarse y devorar sus recursos económico-financieros y el “mercado cautivo” de centenares de miles de maestros asociados voluntariamente a su DERRAMA MAGISTERIAL. 

VII. ¿QUÉ HACER? 
  1. Frente a las contingencias de voces altisonantes por parte de personajes siniestros que hacen gala de sus conocimientos hepáticos, vulgares y empíricos sobre la naturaleza y esencia de la Derrama Magisterial como una institución PREVISIONAL Y SOLIDARIA. Hay la necesidad y oportunidad de profundizar internamente su contenido democrático y participativo, buscando y sistematizando un estilo de Dirección-administración y gestión de mutua solidaridad.
  2. Asumir una estrategia de defensa multi-representativa; activa y proactiva de la Derrama Magisterial, con instrumentos de Unidad-Lucha-Unidad, armados con instrumentos legales y normativos vigentes.
  3. Promover una información y esclarecimiento institucional interna, actualizada y generar compromisos individuales formales de defensa institucional del maestro asociado como individuo y extensivo a sus familiares.
  4. Levantar una estrategia legal de defensa y deslinde contra los infundios, calumnias, difamaciones que venga de donde venga.
  5. Elaborar la historia de la Derrama Magisterial.
  6. Continuar en el fortalecimiento de la Derrama Magisterial post COVI-19.
  7. Afianzar y reafirmar la escencia institucional de la Derrama Magisterial, cual es su carácter previsional y solidario del magisterio asociado.

¡ORGANIZACIÓN ASOCIATIVA, AUTOGESTIONARIA Y SOLIDARIA DE PREVISIÓN SOCIAL DEL MAGISTERIO PERUANO! 

Ciudad de Villa Rica, 04/08/2020. 


Moises Hugo Vidal Campomanes 



Post Data.

En mi condición de maestro, activo militante del gremio y haber asumido las tareas en este frente de trabajo (miembro vocal del directorio 1977-1999 y presidente del directorio 1999-2001) aspiro a aportar con algunas ideas para asumir la defensa activa y pasar a la ofensiva institucional ahora. 


[1] Art. 1. Estatuto Derrama Magisterial.

[2] Informe SBS.

[3] Art. 3. Objetivos de la Derrama Magisterial.

[4]Art. 36. Estatuto Derrama Magisterial.

[5]Art. 37. IDEM.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages